Solicitud de apelación por transporte ilegal de especies protegidas

El día de hoy se desarrolló una audiencia de solicitud de apelación de los procesados por transporte ilegal de especies protegidas en la Reserva Marina de Galápagos el pasado 13 de agosto, con cerca de 300 toneladas de tiburones martillos, zorro ojón, zorro pelágio, además de especies vulnerables en peligro de extinción.

El alegato de la defensa de los procesados de la tripulación de la embarcación de la compañía china Fuzhuo Honglong Ocean Fishery se basó en:

  • Presuntas violaciones a DDHH
  • Incumplimiento o desacato del debido proceso
  • Desconocimiento o negación de las leyes ecuatorianas contra especies en peligro de extinción
  • Referir a la especies como «cosas» y alegar que las mismas no fueron pescadas u obtenidas en territorio ecuatoriano.

Y la defensa del PNG y el Estado como tal (MAE) se refirió como sus alegatos:

  • Transporte ilegal de especies protegidas
  • Ingresó a áreas protegidas de manera ilegal

Ambas partes intervinieron alegando sus respectivos puntos, en una audiencia que duro 5 horas. Con la intervención adicional del perito solicitado por la Fiscalía en el proceso realizado en Galápagos.

La defensa de los procesados solicitó en esta audiencia la nulidad total del proceso, ya que desde el momento de la detención hubo una violación al debido proceso. La defensa del Parque Nacional Galápagos solicitó ratificar la sentencia dictada en el proceso anterior realizado en Galapagos.

De esta manera, el tribunal decidió suspender la audiencia y reinstalarla en el tiempo máximo que permite la ley para este tipo de procesos, dentro de 5 días (próx martes 21 de noviembre a las 8am), donde se espera conocer la resolución final del tribunal con el cual se podría marcar luego de más de 3 meses un posible final a todo este proceso.

Si bien el presunto delito fragante fue por pesca ilegal, al momento de no poder demostrar el delito, Fiscalía presentó las pruebas para que el delito sea tipificado por «transporte de especies protegidas» (Artículo 247 sobre delitos contra la flora y fauna silvestre del COIP) por el cual sucedieron los diferentes eventos que llevaron a la sentencia y a la posterior audiencia del día de hoy.

En octubre pasado, la empresa Inmobiliar entregó el barco a la Armada del Ecuador, en Jaramijó (provincia de Manabí). Allí se indicó que esta embarcación será utilizada con fines logísticos y operativos de vigilancia. También realizará el servicio de carga.

Los tripulantes de la embarcación china continúan cumpliendo su sentencia en el centro de rehabilitación El Rodeo, en Manabí.

Como colectivo Pacífico Libre enfatizamos que al cumplir esta sentencia se sentará un precedente para proteger los Derechos de la Naturaleza como esta tipificado en la Constitución del Ecuador.

Fuente: Pacífico Libre

Aprendamos acerca de los corales

Hablemos de los corales y de los arrecifes que éstos forman. ¿Qué tanto han oído acerca de ellos?, ¿Sabían que son animales y no plantas? ¿Conocen la importancia de los corales en los océanos? Créanme, es necesario dialogar acerca de los corales porque están sufriendo bastante en la actualidad y es urgente conservarlos.

28018.ngsversion.1473816688348.adapt.1900.1
Foto de Paul Nicklen

Los corales son invertebrados marinos que «vienen» de muchos colores y tamaños y, que al crecer van formando los llamados arrecifes de corales que son tan extraordinarios de ver -tanto por foto como en vivo- y que se los puede encontrar en diversos lugares de los océanos, son tan importantes pues, entre sus funciones, está ser el hogar de miles de millones de peces y otras especies marinas. Tan esenciales que la ausencia de los corales provoca disminución radical de otras especies de animales.

Pero más que ser solo un espacio de alojamiento, pueden llegar a medir kilómetros de distancia formando grandes barreras de coral como la muy conocida Gran Barrera de Coral Australiana que se extiende por unos 2,600 km de longitud; aunque, en la actualidad, muchos corales de esa gran barrera se están perdiendo por la acidificación de los océanos. ¿Qué es esto? Los océanos tienen pH básico, es decir que no son ácidos debido a la salinidad de los mismos. Hay tanto dióxido de carbono que entra en los océanos y que se descompone formando otros compuestos perjudiciales para estos cuerpos de agua que están provocando que los océanos se hagan ácidos, y la vida marina no está apta para vivir en ambientes ácidos, es por esto que, los corales se están viendo gravemente afectados; además, los cambios drásticos de temperatura también les perjudica.

Los corales son tan relevantes que gracias a ellos las costas son protegidas de los efectos dañinos de la acción de las olas y las tormentas tropicales; esto quiere decir que, mientras más corales existen en la zona costera, los impactos de las tormentas tropicales serán menores y las olas no llegarán con tanta intensidad, lo cual es perfecto para que los turistas disfruten del mar.

Foto de Felix Salazar
Foto de Felix Salazar

Estos invertebrados representan ingresos altos en la economía de algunos países, un ejemplo es la ya mencionada Gran Barrera de Coral; esta barrera es un lugar turístico tan importante que le da al país (Australia) un ingreso de 1.5 millones de dólares cada año, sin éstos esos ingresos disminuyen y, por ende, la economía de la nación también se verá afectada.

Más que animales bonitos son increíbles brindando diversos tipos de medicina, los usan en tratamientos para enfermedades graves como el sida y el cáncer; los científicos los siguen estudiando para grandes avances en este campo medicinal, pues se han encontrado grandes ventajas de utilizarlos.

¿Entienden ahora por qué es extremadamente sustancial conservarlos? Son seres frágiles, pero fuertes al mismo tiempo. Ellos logran grandes cosas mientras se les permita llevar un ciclo sano y duradero, pero son frágiles con tantos cambios de temperatura y grandes niveles de contaminación de los océanos.

La vida marina y la vida de nosotros, los seres humanos, dependen de una u otra forma de estos invertebrados tan preciosos y extraordinarios, hagamos el esfuerzo de conservarlos, por el bien común.

El Ártico: Primera señal de Cambio Climático

El otro día estaba viendo un vídeo muy interesante de la página Ocean Today de NOAA y trataba sobre este gran problema que lleva años dándose, pero que por fin se le ha puesto un nombre para poder referirnos a este y saber de qué se está tratando, Cambio Climático. Me pareció de tal relevancia que en esta entrada quiero compartir la traducción de este vídeo para que conozcan cómo se ve el problema reflejado en el Ártico. El link del vídeo lo adjunto al final por si lo quieren ver. Esta es una invitación abierta a enterarse de lo que ocurre en otras partes del mundo y que nos perjudican a todos.

november-arctic-sea-ice-extent-comparison
La imagen muestra la extensión del hielo marino del Ártico desde 1978 hasta el año pasado. Foto de NASA

«Dr. Martin Sommerkorn: Hemos perdido el hielo marino del Ártico en un ritmo drástico en los últimos años, especialmente en el 2007. El 2007 fue un año en donde se vio solo un 40% del hielo marino del verano, esto comparado con el promedio a largo plazo.

(…) El Ártico es nuestro indicador de que está ocurriendo el cambio climático y lo que nos preocupa más es que el canario (ave propia de la zona) no solo no está cantando, sino que está casi muerto.

Fuera del Ártico puede aparecer los mecanismos de retroalimentación. Estos son procesos que se activan por el calentamiento en el Ártico que retroalimenta y acelera el calentamiento global. Por así decirlo, aumentan la velocidad o aumentan la magnitud a la que experimentaremos el cambio climático.

Estos son varios mecanismos que salen del Ártico y que proporcionan esta retroalimentación positiva, uno de los cuales ya hemos activado. El Ártico se ha calentado al doble del ritmo global en los últimos 50 años.

La mitad de ese calor es, en realidad, producido en el mismo Ártico y esto ya está acelerando el calentamiento global. Vemos menos cubierta de nieve, menos cubierta de hielo y las tierras oscuras expuestas; el agua océanica más oscura ha acumulado ese calor.

Así que aquí tenemos un efecto del cambio en el Ártico que aceleró la acumulación de calor en el sistema global y en el mismo calentamiento global.

Dr. Neil Hamilton: El Ártico nos da un gran llamado de atención por la necesidad de cambiar. Ese cambio debe ocurrir en todos los niveles.

Para el individuo, esto es acerca de hacer las decisiones de cómo se vive. Para la corporación, es acerca de aprovechar las oportunidades que sabemos que existen. Para las naciones, es acerca de liderazgo, es acerca de demostrar que se puede hacer estos cambios y que son políticamente viables.

La WWF ha estado trabajando en el Ártico por mucho tiempo, más de 15 años. Ahora, el Ártico es la clave del problema que es el cambio climático, así que el trabajo que se realiza, de hecho, es global. Tratamos de llevar el mensaje a todo el mundo acerca de lo que está ocurriendo en el Ártico.

Tratamos de explicar a las personas que el Ártico es el primer signo de cambio climático. Los impactos ya son profundos. Las personas saben acerca del oso polar, saben acerca del hielo marino, y ahora necesitamos ayudar a entender que ellos pueden cambiar, que pueden hacer la diferencia y que podemos proteger el Ártico».

 

El océano tiene una gran capacidad de atrapar el calor que entra en la atmósfera terrestre del planeta, pero no puede con tanto calor. No permitamos que atrape más del que debe, perjudica la flora y fauna marina, afecta absolutamente todo.

Foto de James Watt/NOAA

Una vista al océano

«En cada playa curva, en cada grano de arena, hay una historia de la Tierra». Rachel Carson, ambientalista.

El océano es lo más grande, misterioso y complejo que tiene la Tierra; su historia, su composición y su rol en este planeta es de tanta relevancia que influye en la vida de cada ser que habita este mundo, desde el organismo más sencillo hasta el más complicado de todos se ven afectados por la inmensidad del océano.

En las notas científicas anteriores se ha hablado de forma breve acerca del cambio climático y acerca de la fauna que habita los océanos, pero no se ha explicado sobre estos cuerpos de agua que son tan relevantes como los animales y plantas que viven en ellos. Es de suma importancia conocer al océano pues ocupa el 71% de todo el planeta.

Los océanos están compuestos por tantos elementos que si me pusiera a listar sus componentes tal vez me ocupe más espacio de lo necesario, pero se puede mencionar a la arena que lo acompaña. La arena, al igual que todo, tiene su historia y es el producto final de muchas cosas que incluyen a las rocas descompuestas, los subproductos orgánicos y las heces de toda fauna marina. Esta gran acompañante del océano es hogar de miles de animales y plantas.

¿Sabías tú que el sonido viaja más rápido en el agua que en el aire? Esto es una aseveración. La distancia que recorren las ondas de sonido depende tanto de la temperatura del océano como de la presión, así pues, las ondas de sonido irán más rápido a menor profundidad.

El océano es capaz de brindar a los seres humanos curas para muchas enfermedades, es una de las fuentes principales de alimentos de nuestra especie, también nos da trabajo y, por tanto, una estabilidad económica. Sin embargo, hay que cuidarlo. La sobreexplotación de animales marinos conlleva a consecuencias negativas para toda vida que habita en estos ecosistemas y también para nosotros los humanos. Toxinas dañinas de las algas, mariscos contaminados y grandes pérdidas de hábitats marinos son consecuencias del mal trato que se le da al océano.

sound
Imagen obtenida de oceanservice.noaa.gov

Por otro lado, tenemos el ruido del océano que es la acumulación de sonidos hechos por las actividades humanas que interfieren en la habilidad de la fauna marina para escuchar sonidos naturales del océano. Los animales marinos usan el sonido como su mejor medio de comunicación, lo usan para entenderse, buscar alimento, evadir depredadores, localizar hábitats, hallar presas, encontrar parejas, navegar, y para otras cosas. Las actividades antropogénicas han causado grandes repercusiones en la distancia que viaja el sonido que producen los animales interponiéndose en su propósito.

Imagen obtenida de Racing Extinction
Imagen obtenida de Racing Extinction

La importancia de cuidar al océano es tan grande que no podemos seguir dándonos el lujo de tratarlo como nosotros queramos con tal de satisfacer nuestras propias necesidades. No más. Es tiempo de tratar al océano como se lo merece, con respeto y con cuidado. Los océanos retienen el 93% del calor que entra en la atmósfera terrestre, permitiendo que la Tierra esté a una temperatura promedio para poder mantener estable la salud del planeta. Si seguimos botando más plástico a los océanos, éstos se calentarán tanto que no podrán mantener más la vida de las especies.

Las personas cuidamos lo que conocemos, entonces les invito a conocer más acerca de los océanos y de las diversas maneras de ayudarlo a recuperar sus capacidades originales para preservar la vida marina y terrestre que depende de ellos.

Reduce y recicla en Guayaquil

Existen países que se han ganado el reconocimiento en reducir, rehusar y reciclar en el mundo: Canadá, Holanda, Dinamarca, Austria. Mientras que Suecia es conocida por comprar hasta 700 mil toneladas de basura a sus vecinos nórdicos. Así genera electricidad con sus plantas de combustión de residuos. Acciones tan distantes, lejanas de acontecer en este puerto llamado Guayaquil porque “nadie se hace cargo”. ¿O si?

Meses atrás diario Expreso tituló una de sus notas con una frase del Director de Aseo Cantonal, Mercados y Servicios Especiales del Municipio de Guayaquil: “Poco menos del 4% de la basura se podría reciclar”. Una frase negativa ante un proyecto que genere en la ciudad un sistema de reciclaje efectivo, pues justamente ocurre eso: no hay efectivo de por medio que permita ver, en las autoridades, una acción económicamente viable para clasificar y reutilizar desechos.

Pero, ¿qué sería de este mundo sin la motivación de cada uno para dar un revés a tan profundo comentario? Guayaquil no cuenta con un sistema óptimo para clasificar desechos y menos aún para crear una industria que produzca millones de dólares por el tratamiento de residuos. Aquí hay algo mucho más gigantesco: la posibilidad de crear hábitos.

Desde hace siete años existe una escuela que se mueve y crece sobre todo en la cabeza de los más chicos. Los que aún tienen la oportunidad de llevar el mensaje distinto a lo acostumbrado. “Se puede reciclar. Aquí se puede reciclar todo”, grita con un ímpetu bastante contagioso, Jimmy Molina, Asistente en el área de reciclaje  de la escuela. Este es un día más en donde Jimmy, tiene frente a sus palabras, un grupo de niños que realiza el circuito para aprender a reducir y reciclar. Atentos, curiosos. dispersos, pero observadores. Posibles ciudadanos que aprenden a reciclar en sus casas y que aquí tienen un lugar para regresar.

IMG_0176

La Escuela de Reciclaje es parte de la Fundación Malecón 2000 y está dentro del Malecón Simón Bolívar, en la av. Malecón y Loja (a lado del Cinema Malecón, conocido como IMAX).

Los estudiantes realizan grupos para recorrer el circuito que comprende una proyección de documentales educativos en Cinema Malecón, un paseo por la Escuela de Reciclaje, que cuenta con su procesadora y huerto,  y un paseo por el Museo Miniatura de Guayaquil en la Historia.

Además del circuito, la Escuela de Reciclaje en Guayaquil, cuenta con 60 estaciones dispersas en varios puntos del Malecón 2000 y el Malecón del Salado. En cada tacho se puede clasificar: plásticos, vidrios y latas; papel y cartón y aparte desechos orgánicos.

Martha Defilippi, coordinadora del programa educativo de la escuela, está a cargo de las programaciones que incluyen documentales de tecnología y naturaleza. Sus invitaciones a los diferentes colegios de la ciudad comienzan al inicio del periodo escolar.

El año pasado tuvieron la asistencia de 110 mil niños de diferentes instituciones de Guayaquil, Samborondón, Durán y Santa Elena. “En general nosotros tratamos de que los chicos tengan un espacio. Ellos necesitan aprender, ir al lugar y saber de qué se trata”, dice Martha del recorrido donde se explica  la clasificación de desechos en la planta. “Los niños son mucho más auditivos, escuchan bastante. Llegan a sus casas y les enseñan a sus padres (…) Son voces que están llegando a donde nosotros queremos ”, agrega la coordinadora de un trabajo que comienza desde casa.

Y es que este sería uno de los principales lugares para aprender sobre cómo reciclar y accionar en Guayaquil, según Martha, podría atreverse a señalar que es el único centro de acopio que educa. “El primer paso es el que estamos dando nosotros, llegando a los niños. Pero necesitamos más apoyo de las autoridades. Hay ciertas instituciones y empresas que se han unido, pero estamos dispersos”. La escuela recibe el material reciclado del Municipio de Guayaquil, INEC y otras instituciones, pero aún no tienen un acercamiento con Puerto Limpio, responsables de la recolección de basura en la ciudad.

Ante la pregunta del por qué no existe ese acercamiento con los responsables de la recolección de basura en Guayaquil se crean más dudas, pero hay una certeza: “Nos hace falta bastante comunicación”. Martha es consciente del trabajo que realiza la escuela sin contar con el apoyo de medios de comunicación y otras instituciones para compartir e insistir con el mensaje de reducir y reciclar.

De los niños que asistieron el año pasado, señala Martha, 55 MIL estudiantes de escuelas fiscales contaron con la cobertura del Municipio de Guayaquil para su transportación y entrada al recorrido. El valor para escuelas fiscales tiene un costo de $5 dólares y particulares $6 dólares, por cada estudiante. Para personas independientes, que quisieran asistir, podrían integrarse al grupo de escuelas porque son horarios en la mañana.

En el 2004 se creó la Escuela de Reciclaje en el Malecón del Salado. Un año después, Jimmy Molina, se unía: “porque me encanta todo lo que tiene que ver con la naturaleza. Me gusta proteger, conservar y preservar el medio ambiente”. Jimmy se cuestiona por qué muchas personas no entienden el daño que causan al botar basura en la calle, al río, al estero. Él conoce de proyectos interesantes de arborización, huertos, huella hídrica, pero desde la Escuela de Reciclaje trabaja para que se recoja todo lo que se pueda reciclar. “Nuestro objetivo es crear otra clase de cultura con los desechos. Es un proyecto a largo plazo, con más de diez años”, dice Jimmy.

Él habla sobre este proyecto como parte de una fuente de trabajo. De cómo se vincula a personas que recogen para crear cosas que se transformen en ganancias, en vez de que se queme en las calles. “Tenemos que ver hacia el futuro. Sumemos, no restemos”, agrega. Según la experiencia de Jimmy, en el Malecón 2000, se ha evaluado una buena disposición de los visitantes al momento de depositar sus desechos en los tachos. “Falta mucho por hacer. En los centros comerciales los revuelven, pero hace falta educación. Visiten nuestro acopio, es algo diferente y ustedes pueden aprender”, añade.

Botellas de champú, envases, botellas de agua, de vidrio, chatarra. Existe material que llega en plástico que no es desechable y otros que son de un uso porque contienen elementos químicos altos en contaminación. Uno de los artículos más difíciles de reciclar son las  pilas, pero Jimmy, desde el centro de acopio, los guarda en cajas térmicas para que no terminen ni en el río, ni el estero salado. Hasta que una empresa ayude en un especializado proceso de reciclaje.

Pequeñas acciones que comienzan desde el hogar. “A nosotros nos costó concienciar en el 2004 desde el Malecón del Salado. Fue muy difícil. Hoy en día es un tema que podemos hablar”, cuenta Jimmy sobre los inicios de la Escuela donde podían concentrar entre mil o dos mil toneladas. Actualmente reciclan desde 10 mil toneladas y resaltan que en su centro de acopio pueden reciclar todo: plástico, vidrio o chatarra.

Información importante:

Escuela de Reciclaje en Guayaquil. Foto: Carlos Serrano
Escuela de Reciclaje en Guayaquil. Fotos: Carlos Serrano |Tomas: Majo Buraye
  • RECICLA. Se puede reciclar de Lunes a Viernes de 08:00 a 17:00. Los fines de semana también pueden dejar su reciclaje en el mismo horario y en el corredor de su rampa. ¡Porque sí lo reciclan! Por favor, dejar sus fundas o cajas divididas en la esquina del corredor porque luego ellos lo clasifican.
  • UBICACION. La Escuela de Reciclaje queda junto al Cinema Malecón, antes conocido como IMAX, en el Malecón 2000. Guayaquil.
Escuela de Reciclaje en Guayaquil. Foto: Carlos Serrano
Este plástico sí se puede reciclar, al igual que el tetra pack o aparatos eléctricos como cargadores de celulares.
  • REAL. Pueden reciclar plásticos, fundas, tetra pack, periódico, papel, revistas, los envases de shampoo, envases de pasta de diente, cepillos de diente, botellas de vidrio, botellas de plástico. Solo hay que limpiar lo que se recicla y dividir en fundas que se puedan reciclar. (Hay fundas que tienen muchos tóxico, tratar de usar BIO, como los que se entregan en el supermercado o en cartones).
  • ESENCIAL. La idea principal es reducir, luego reciclar.
  • IRREPARABLE. Los sorbetes, vasos, cucharas, platos y más cosas hechas de plásticos, son basura de un solo uso. No se recicla por tener más tóxicos y es considerada basura de un solo uso que se debe reducir y eliminar. De todas formas, hay personas que sacan provecho a su uso, en caso de cucharas y vasos, con artesanías, pero usualmente van directo a la basura.  Las fundas rayadas de colores, que sobre todo se encuentran en tiendas, son de las más difíciles de eliminar por el tiempo que tardan en desaparecer. Esas fundas tampoco se pueden reciclar por la contaminación que genera. Por eso se promueve comprar con bolsas que se reutilicen.
  • NO OLVIDAR. Tú eres el cambio, tú haces la diferencia, Tú creas tu ciudad. COMPARTE.

Jornada de limpieza en Mar Bravo

Hace un mes (12 ago.), nos recibió la playa Mar Bravo con un poco de frío y nublado; pero la sorpresa fue que a pesar de ser feriado, asistieron más de 30 voluntarios a la limpieza de ese día. Las personas llegaron puntuales, con mucha emoción y expectativa. Se entregaron guantes y sacos a cada uno, seguido de una pequeña charla de los materiales que debían recogerse y cuales servían para reciclaje. Una vez que empezamos la actividad, un pequeño resplandor nos acompañó durante toda la jornada. Es increíble ver que para defender lo que a uno lo apasiona, no hay edad, ya que nos acompañaron niños pequeños hasta personas mayores. Nos dividimos en dos grupos para abarcar más espacio en la playa, el primero limpió Punta Carnero; y el segundo, Mar Bravo. 

Dentro de la basura que encontramos, la mayoría fueron: vasos plásticos, tarrinas, colillas de cigarrillos, cepillos de dientes, metales, microplásticos, vidrios, entre otros.  Se sorprenderán al saber, que el mayor contaminante es el microplástico (fragmento de plástico diminuto que se crea cuando un plástico más grande se descompone después de muchas décadas, incluso estos trozos pueden ser consumidos por especies marinas), este material estuvo regado en toda la playa y desde el año pasado organizaciones como Greenpeace han advertido sobre su creciente riesgo en el pescado y mariscos (https://goo.gl/L4vrau). Esto tiene sentido, ya que nos llamó la atención encontrar algunos animales marinos (tortugas y piqueros patas azules) muertos en la playa, lo que confirma, que el daño es visible no solo por la cantidad de basura encontrada, sino también por el efecto que este tiene en las especies marinas.

Luego de una hora, recogimos 115 kg. de basura no reciclable y 19,5 kg. de basura reciclable. Con muchas ganas de seguir (aún quedaba mucho por limpiar), llevamos los sacos de basura hacia el borde de la carretera para que un camión los recoja, ya que ese día los guardaparques nos ayudaron a trasladarlos al Botadero de Santa Elena solo hasta el mediodía, por las distintas actividades que tenían que cubrir en el feriado. Imagino que se están preguntando ¨guardaparques?¨; sí, hasta ese momento muchos no sabíamos que estábamos en un Área Protegida. Aprovechando los minutos que los tuvimos con nosotros, comenzaron las preguntas; en resumen, el espacio terrestre y marino que inicia desde La Chocolatera hasta Anconcito fue declarado Reserva de Producción Fauna Marino Costera Puntilla de Santa Elena (REMACOPSE) hace 9 años atrás, incluso hay un espacio de anidación de tortugas.

La presencia de basura en nuestros mares crece a gran velocidad, y mucha de ella permanecerá por largo tiempo degradándose en trozos más pequeños; con la ayuda de todos, podemos disminuir el daño y contagiar a los demás el amor y cuidado que nuestros océanos necesitan, empecemos cambiando nuestros hábitos. #YoAmoMiPlaya #UnidosSomosMás

Fauna en todo el mundo: lista roja

Si bien es cierto que tanto los tiburones como las ranas son de extrema importancia para los diversos ecosistemas existentes, se ha planteado conservarlos por su nivel de relevancia y, porque son especies vulnerables y muchas están en peligro de extinción. Sin embargo, no son los únicos animales cuyas vidas en este planeta peligran, tanto la fauna marina como la terrestre están siendo severamente afectadas por las diferentes actividades antropogénicas que se llevan a cabo alrededor del Globo.

La Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN por sus siglas en inglés) ha creado una lista roja en el que se mencionan a las especies según a su estado, es decir que, toda especie que está amenazada se listará. La IUCN es ahora el inventario más importante y completo existente, pues la información que posee es la más precisa que se tiene y la más actualizada.

2014_Red_List_Brochure

Alrededor del mundo se registran más de 1,75 millones de especies y subespecies de fauna, un valor aproximado pues es imposible dar un número exacto debido a que cada tanto se descubren nuevos animales. De estos 1,75 millones, la IUCN ha registrado en su lista roja a más de 79,800 especies, de las cuales más de 23,000 están en estado «amenazada de peligro de extinción». Dentro de estas especies registradas, 41% son anfibios, 34% coníferos, 33% son corales (los cuales forman los arrecifes), 25% son mamíferos y el 13% corresponde a las aves. Además, alistó a más 800 especies que la IUCN registró en el 2010 como extintas.

Estos números son bastante aterradores de ver pues las cifras incrementan con el pasar de los años, como en el 2013 que se registraron 5 nuevas especies extintas. Aunque se admite que grandes extinciones se han dado a lo largo de la historia del planeta, las causas de las extinciones y las incrementadas muertes de animales de la actualidad no es debido a desastres naturales, sino a las diversas actividades que el ser humano ha llevado a cabo durante tanto tiempo sin pensar -posiblemente- en las repercusiones de todas sus construcciones y proyectos planteados y realizados.

Los océanos cada vez están siendo más afectados por todas estas actividades, la acidificación que se está produciendo en la actualidad es más grave de lo que se piensa y esto se puede ver claramente en las pérdidas masivas de grandes arrecifes de coral como lo está sufriendo la Gran Barrera de Coral Australiana, la cual es uno de los ecosistemas más importantes para que la vida marina prospere sin causar tantas afectaciones en las poblaciones de especies que dependen directamente de los arrecifes.

Una bióloga marina una vez dijo algo que es tan cierto e importante, pero que muy pocos son capaces de entender:

Sin agua, no hay vida. Sin azul, no hay verde.

El Centro de Rehabilitación de Fauna Marina

El Centro de Rehabilitación de Fauna Marina ubicado en Puerto López es un lugar que está ganando reputación, y eso es bueno. Es probable que algunos lo hayan visitado o al menos escuchado de él. Sin embargo aún existe una inmensa cantidad de personas en este país que desconocen de su incansable y dedicada labor.

El Centro ya es muy conocido en Puerto López. Constantemente llegan personas con sus mascotas  o animales domésticos en peligro. Y aunque el centro se especializa en tortugas marinas, su consigna es ayudar de cualquier forma posible a todos los animales que lo necesiten.

Debido a esto también son conocidos en varios lugares de la costa ecuatoriana. Aquí llegan tortugas marinas procedentes de diversos lugares, desde El Oro hasta  de Esmeraldas. Después de todo ellos son el único Centro de rehabilitación para esta especie en la costa de Ecuador.

¿Es reconocido internacionalmente? Por el caso de la tortuga nombrada ’Papi’ debería serlo. En el Centro bautizan con nombre a cada una de las tortugas que cuidan, cada nombre por algún motivo particular. En el caso de Papi, su nombre  proviene del tumor que le detectaron bajo su aleta izquierda y que luego de varios exámenes confirmó lo que los doctores del Centro temían: La tortuga padecía una Fibropapilomatosis.

Este caso es muy especial porque es el primero documentado de esta enfermedad en Ecuador y el pacífico Sudeste en general. Lo preocupante de este hallazgo es que la enfermedad es sumamente contagiosa y causa una gran mortalidad en tortugas marinas. Ya es común en varios mares del mundo y esto podría ser el principio de su proliferación en las costas de nuestro país y del pacífico sudeste. Es importante que su hallazgo se reconozca internacionalmente para que se puedan tomar con tiempo las medidas necesarias.

Por todo este trabajo también han sido reconocidos por el gobierno; específicamente su médico principal Rubén Alemán fue condecorado por el ministro de ambiente como Guardaparque destacado por su dedicación y esfuerzo en el bienestar de la fauna marina del país.

Y a pesar de todo esto, los que conforman el Centro de Rehabilitación saben que aún hay mucho trabajo por hacer para la conservación de las tortugas marinas. Para lograrlo van a necesitar no solamente ser reconocidos, sino también que todos nos juntemos para apoyarlos. De una forma clara pero sutil es lo que nos piden a través de su logo.

Dos especies, un gran impacto

En la nota anterior Pasando factura: Cambio Climático, se mencionó que la fauna es una de las razones principales para mantener saludable al planeta Tierra y al resto de sus habitantes. Es por esto que, esta vez les contaré un poco sobre las funciones de dos especies extremadamente importantes para los diversos ecosistemas que existen en el mundo y que, sin ellas, la vida como la conocemos no sería posible.

Primero, tenemos a estas magníficas criaturas marinas a las que tanto se les teme por su tamaño y por su apariencia física, pero que, en realidad, pueden llegar a ser mucho menos peligrosas que algunos de los animales terrestres. Me refiero a los tiburones. Estas especies han ganado esta gran fama de asesinos desde que salió la primera película de ciencia ficción sobre el tiburón blanco, pero conozcamos la verdad.

Shark, © Ridlon Kiphart
Foto de Ridlon Kiphart

Los tiburones son los bioindicadores de los ecosistemas marinos, lo que significa que, están encargados de expresar la salud de estos lugares. Explicándolo mejor con un ejemplo, si un tiburón está enfermo, entonces su hábitat también lo estará -y consideremos que los hábitats de los tiburones son todos los océanos-. Asimismo, ayudan a mantener saludable los ecosistemas eligiendo como sus presas principales a aquellos individuos que están enfermos y que representan una amenaza para las poblaciones.

Y ahora tenemos a las ranas, cuya función es muy similar a la que tienen los tiburones, pero en otros tipos de ecosistemas. Las ranas son tan sensibles que cualquier cambio en su hábitat puede afectarle gravemente. Es debido a esto que la sensibilidad de estas especies las convierte en los indicadores perfectos para conocer las condiciones en las que se encuentra un lago, un río o cualesquiera de sus hábitats naturales y, al igual que los tiburones, sucede que si ellas ya no se hallan donde antes solían habitar es porque existe un nivel alto de contaminación.

Como vemos, los tiburones y las ranas no solo son simples especies, sino que su papel en los ecosistemas es de tal relevancia que, en la actualidad, ya se están viendo repercusiones serias debido a que estos animales están siendo asesinados -como es el caso de los tiburones-, y se les está destruyendo sus hábitats -en ambos casos-.

Es indispensable que se preserve las vidas de, no solo estos animales, sino de todos pues de una u otra manera ayudan a la salud de la Tierra. Y bueno, un planeta sano es significado de vida sana.

Una jornada de control y vigilancia en Isla de la Plata

Son las 7 de la noche de un martes en Puerto López, Ecuador. La embarcación Megáptera, un pequeño bote donado por WildAid al Parque Nacional Machallilla se encuentra en la arena al pie del mar. La hora de zarpar es entre las 7 y 8 de la noche; la hora exacta depende de la marea. En la embarcación se encuentran dos Guardaparques del Parque Nacional Machalilla: Rodrigo y Wilfer. Hoy empieza su jornada de control y vigilancia que durará 4 días y se llevará a cabo alrededor de La Isla de la Plata.

“Vamos ahí!” ordena Wilfred cada vez que cree encontrar una oportunidad para empujar el bote hacia el mar. “Una vez que despegue la proa sale facilito” asegura para dar ánimos. Junto a él, con los pies descalzos y sumergidos abajo del tobillo en agua, Rodrigo empuja cuando se lo ordenan. Continúan con esta dinámica hasta que la embarcación finalmente se despega.

La embarcación Megáptera al pie de la Isla de la Plata.
La embarcación Megáptera al pie de la Isla de la Plata.

Poco a poco las luces de Puerto López se empiezan a alejar. Desde el muelle un láser color verde apunta a la embarcación. Puede ser simplemente un niño jugando, pero ellos creen que son los pescadores que ya saben que los van a vigilar. “Lo ideal sería salir de otro lugar para cogerlos por sorpresa. Desde otro puerto pero no se puede” menciona Wilfer algo decepcionado.

La embarcación agarra algo velocidad y se empieza a alejar de la costa. Ya que es temporada de ballenas no pueden ir tan rápido; está oscuro y se pueden chocar con una no solo afectando al animal, sino también a ellos mismos (En junio de este año murieron dos pescadores abordo de la embarcación pesquera “Bendición de Dios” al chocar con una ballena jorobada).

Cuando llegan a la isla empiezan el primer control. Utilizan binoculares con visión nocturna para detectar cualquier embarcación que haya invadido el área protegida de 2 millas alrededor de la isla. Sus alrededores son de los más ricos en especies en territorio ecuatoriano. Luego se dirigen a una bahía en el lado calmo de la misma. Allí también se encuentran embarcaciones de pescadores que la utilizan para descansar. Los guardaparques se acercan y realizan el control de rutina. “Buenas noches señores somos Guardaparques del área nacional Machalilla ¿Se encuentran aquí descansando?¿Qué tal les ha ido en la pesca?” pregunta Wilfer. Al parecer no ha sido buena. Es una noche relativamente clara y esto paradójicamente perjudica la labor. Las noches oscuras son las mejores para encontrar los bancos de peces.

Luego de confirmar que no se realizaban actividades ilegales, buscan la boya designada para embarcaciones oficiales y atarse a descansar. La encuentran ocupada por una embarcación de pescadores y con autoridad les solicitan cambiarse a una boya cercana. Los pescadores acceden.

Wilfer cambia su pantalón por un calentador y se pone cómodo para dormir mientras Rodrigo hace lo mismo desarmando su sleeping bag. Como aún es algo temprano empiezan a conversar mientras devoran los pocos piqueos disponibles. Hablan de muchas cosas pero también organizan el siguiente monitoreo. A las 3 de la mañana darán una vuelta en sigilo alrededor la isla para intentar atrapar a cualquiera que no esté cumpliendo las normas. “Es la hora boba” asegura Wilfer.

Cuando amanece vuelven a realizar otra ronda de control y regresan a la bahía para desembarcar en la playa. Ahí se encuentra una casa de dos pisos que se utiliza como centro de control e interpretación. En un par de horas llegarán los turistas por lo que Wilfer y Rodrigo aprovechan su tiempo ejercitándose. Un tubo colgando entre una estructura y la pared les sirve para hacer barras. “Es importante mantenerse en forma” comenta Wilfer, inflando pecho orgulloso de su físico. Él es de tamaño promedio en Ecuador, ancho de pecho y piernas delgadas. Rodrigo en cambio es un poco más alto, delgado y atlético. Además, es joven, menos de 30. Y ya que pasan la mayor parte de su día en el bote, para ellos el ejercicio es muy importante.

Cuando terminan suben a desayunar. Lo hacen junto a los dos compañeros de que se encuentran en tierra. El desayuno consiste de una montaña de arroz, un pedazo de pescado fresco y una diminuta porción de vegetales cocinados. Mientras desayunan bromean entre ellos, todos tienen un buen ánimo.

Wilfer y Rodrigo vuelven a la embarcación mientras la mañana avanza y las embarcaciones turísticas empiezan a llegar. Vienen cargadas de turistas nacionales y extranjeros que harán avistamiento de aves desde tierra, nadarán con tortugas marinas, y principalmente observarán a las ballenas jorobadas.

Divisan otra embarcación de turismo y muy cerca de ella un gran alboroto en el agua. La espuma se levanta varios metros ante la actividad de una ballena jorobada adulta con su cría. Ambas saltan, chapotean con sus aletas y sus colas mientras 3 o 4 fotógrafos batallan contra el movimiento de las olas apuntando al animal con sus cámaras.

Una ballena salta mientras un turista la observa muy cerca de La Isla de la Plata.
Una ballena salta mientras un turista la observa muy cerca de La Isla de la Plata.

Los saltos de la cría demuestran que este tampoco es el ballenato en problemas. Los guardaparques se acercan a la embarcación de turismo y les preguntan si lo han visto. Efectivamente, ellos fueron los que lo reportaron. Sin embargo dicen que era un enredo leve y que lo más probable es que el ballenato se desenrede solo.

Wilfer y Rodrigo piensan, analizan la situación y toman la decisión de no ejecutar una maniobra de rescate. Después de todo ellos no cuentan en ese momento con los equipos necesarios para realizarla, y la embarcación con los equipos tardaría mucho en llegar. Además son las tres de la tarde y no se ha localizado al ballenato enredado, por lo que no alcanzarían a realizar todo antes de que anochezca.

Abandonan la búsqueda y continúan con su monitoreo rutinario. Aún faltan un par de horas más antes de que puedan volver a tierra por un rato y tener su segunda y última comida del día. No tienen tiempo ni recursos para una tercera. Seguro ese plato de comida contendrá otra gran montaña de arroz.

Microfibras (Todas las corrientes llevan al mar)

Screen Shot 2017-07-19 at 11.32.36 AM

Aunque encontrar plástico en la playa se ha vuelto algo habitual, el nivel de conciencia general acerca del uso indiscriminado de este material ha crecido considerablemente. Sin embargo existen otros hábitos humanos que resultan perjudiciales al océano de los cuales puede que no seamos completamente conscientes. Uno de ellos, lavar nuestra ropa.

Una de las causas por las que posiblemente no se sepa mucho del problema, es porque los estudios acerca del impacto de las microfibras en el medio ambiente es escaso. Las microfibras son (como lo dice su nombre) diminutas fibras que se desprenden de nuestra ropa cuando la lavamos, y debido a que la ropa que utilizamos se fabrica, entre otras cosas, con tintes sintéticos, estas fibras cargan con ellas sustancias nocivas.

Una vez que se han desprendido de la ropa, las microfibras suelen transportarse a través del drenaje hacia plantas de tratamiento que usualmente no son aptas para filtrarlas. Por lo tanto terminan llegando a los ríos y, finalmente, al mar.

Debido a que en su gran mayoría las microfibras poseen flotabilidad negativa, una vez que llegan al mar suelen perjudicar principalmente el área circundante a la desembocadura del río. No obstante, la cantidad de microfibras que se ha encontrado en ambos hemisferios es la misma, comprobando su capacidad para viajar a través del océano.

Screen Shot 2017-07-19 at 12.29.34 PM

Es muy probable que la gran mayoría de microfibras consumidas por especies marinas provenga de la industria textil, especialmente del desprendimiento de ropa al lavarse. Se han encontrado microfibras en el sistema digestivo de todo tipo de especies. Desde el diminuto zooplancton hasta en las ballenas.

Debido a su forma fibrosa las microfibras corren mayor riesgo de quedarse atascadas en el sistema digestivo de pequeños organismos, provocándoles una falsa sensación de llenura que afecta su capacidad de procesar comida, matando a muchos de hambre. Sin embargo las formas en las que causan daño pueden ser muchas más ya que aunque se ha documentado ampliamente la presencia de estas microfibras en muchas especies, poco se ha estudiado acerca de su efecto en animales, incluido el ser humano. Estudios acerca de la exposición en altas cantidades a químicos encontrados en las microfibras demuestran que pueden originar alteraciones en nuestro sistema endocrino, dificultades de aprendizaje, deterioro en desarrollo cerebral, entre otras enfermedades.

Conforme la población sigue creciendo, el impacto de situaciones como esta tenderán a aumentar. Sin embargo, al igual que una conciencia colectiva acerca del uso del plástico crece a raíz de esfuerzos colectivos y constantes, sumar una nueva causa a nuestra lista es posible. Así como cuestionamos en algún momento nuestro uso excesivo de plástico, podemos cuestionar también nuestros hábitos de lavado.

Este artículo se basó en un estudio realizado por la marca Patagonia. Para ver el estudio completo click aquí

Pasando factura: Cambio Climático

A lo largo de la historia de la humanidad, hemos sido capaces de crear grandes cosas para mejorar nuestras vidas, por lo que, no haber pensado en las repercusiones de las mismas, resulta ilógico, pues los seres humanos poseemos cerebros tan desarrollados y, además, está en nuestros genes cuestionarse las posibles consecuencias de nuestras creaciones, incluso las que se tendrían en el medio ambiente.

Todas estas cosas que quisimos ignorar están pasando factura ahora y han provocado el cambio climático. Este fenómeno no es natural y es producido por el calentamiento excesivo de la atmósfera terrestre; el cual, como su nombre lo dice, produce cambios drásticos de la temperatura – reflejados en el clima- y, es debido a esto, que las estaciones ya no duran el tiempo que realmente deberían, y produce una serie de problemas alrededor del mundo como sequías extremas, grandes inundaciones, huracanes más frecuentes, ondas de calor más intensas, entre muchos otros.

Las consecuencias de las acciones que se tomaron en el pasado son muy fuertes que no solo están afectando los niveles normales de carbono en la atmósfera, sino que con ello también están afectando la vida de los animales y plantas que mantienen sana a la Tierra; además, la humanidad misma está sufriendo indudablemente por estas actividades.

La salud humana, la agricultura, la seguridad de alimentos, las reservas de agua, la energía, los ecosistemas; todo se está viendo afectado a causa de este fenómeno, incluyendo nuestras propias construcciones.

Si queremos preservar nuestra especie, debemos hacer algo al respecto.

San Lorenzo y sus tortugas

Hace poco visité por primera vez la playa de San Lorenzo (la de Manabí). El objetivo de mi visita era filmar la eclosión de un nido de tortuga verde. Sí, esperaba encontrar una playa increíble, como muchas otras playas de nuestra costa ecuatoriana. Lo que no esperaba era encontrar una playa tan singular, y el que leyó al diario El Universo (impreso o digital) el día de hoy entenderá por qué.

Decenas de tortuguitas recién nacidas se encuentran en primera plana. Ver a estos diminutos animales salir de la arena es una experiencia sumamente gratificante, y al ver la playa llena de nidos próximos a eclosionar (ni siquiera es temporada alta), me parecía extraño que este lugar no sea más reconocido por sus tortugas.

Otra de las cosas que pude evidenciar mientras estuve allá fue un gran trabajo de concienciación con la comunidad. Hace 5 años los Guardaparques iniciaron la protección de los nidos. Al principio los protegían con vallas metálicas; hoy apenas  tienen que utilizar cuatro tubos y una bandita. Gracias a su trabajo de concienciación no necesitan más. Dicen que hasta los perros han aprendido a no molestar a los nidos.

Y aunque esta comunidad demuestra una convivencia pacífica con sus tortugas visitantes, están y estarán expuestos a factores externos. Un ejemplo de esto se puede encontrar en su playa botada, que como bien lo indica su nombre, se encuentra un poco botada. Son pocas las personas que frecuentan esta playa, sin embargo son muchas las tortugas que llegan acá a anidar. Desafortunadamente también llega mucha basura y la mayoría proviene del mar (una botella de marca colombiana me comprobó esta teoría).

Imagino que por algún motivo las tortugas marinas pasan toda su vida en el mar y solo llegan a tierra para desovar. La tierra para ellas debe ser un lugar peligroso, y la basura solo lo acrecienta. En El Universo hoy anunciaban a San Lorenzo como un santuario para las tortugas marinas. Van a ser  muchos los esfuerzos necesarios para mantenerlo de esa forma.

«Claridad» se inspira en el mar y une su trabajo a Mingas

María Clara Villamar, tiene 24 años y un nuevo emprendimiento. A penas tiene tres semanas, pero sabía que tenía que invertir su trabajo para ayudar, de alguna manera, a causas sociales. Fue luego de un sueño, cuando su intención de hacer joyas con una temática espiritual, llegó. Con sus creaciones espera donar el 20% de su distribución a Mingas Por El Mar en su educación para conservar el océano. Aquí nos cuenta más sobre sus creaciones en joyas y el por qué ha decidido ayudar a fomentar la educación por el medio ambiente.

 

– ¿Por qué se llama «Claridad»?

Porque quiero que ésta marca sea un reflejo de mí.  Mi nombre es María Clara y se presta perfecto para mis intenciones. (Tengo amigos que me dicen Claridad”).

Claridad significa abundancia de luz y eso es lo que mis piezas representan: son hechas con amor e intenciones especiales y especificas. Cada una de ellas tiene un propósito energético-espiritual.

– ¿Qué utilizas en tus creaciones?

Utilizo metales, piedras naturales, y algodón. Para el packaging, utilizo papel de empaque, cajitas de cartón, y mini botellitas de vidrio con tapones de corcho, ya que además de ser hermosas son reutilizables.

https://www.instagram.com/p/BVsUYEDB3I1/?taken-by=claridad.ec&hl=es

Las perlas son el resultado de una irritación en el cuerpo blando de un molusco. El animal al tratar de aliviar la molestia de tener arena dentro de sí, nutre la irritación con una capa de su nácar, una y otra vez hasta que la perla esta formada.

– ¿Cómo se inspira «Claridad» en su creación en joyería?

Me inspiro en mis intenciones: ayudar a cada causa noble. Ya sea animales maltratados o sin hogar, cuidado medioambiental, alguien que está pasando por un mal momento emocionalmente o físicamente, etcPor eso tengo todas mis piezas conformadas con un sentido de espiritualidad, cada combinación de dije, piedra, y borlita, tiene su razón.

– Y si hablamos de espiritualidad tomamos en cuenta nuestra relación con la naturaleza y su océano. ¿cómo plasmas el vínculo que tenemos con el mar en tus creaciones?

 Para la línea Mar utilizo colores inspirados en él, como el turquesa, celeste y azul. Asimismo, utilizo dijes representativos como las conchas y estrellas de mar. Y como complemento, siempre una perlita.

Las perlas son el resultado de una irritación en el cuerpo blando de un molusco. El animal al tratar de aliviar la molestia de tener arena dentro de sí, nutre la irritación con una capa de su nácar, una y otra vez hasta que la perla esta formada. Muy aparte de que las perlas provienen del mar, yo relaciono esto con el efecto que tiene el mar en nosotros. 

Su labor me parece maravillosa y pura, mi intención es unirme a varias causas como la de Mingas Por El Mar…

-«Claridad» se une con sus donaciones a la educación por el cuidado de los océanos que promueve Mingas Por El Mar. ¿Qué es lo que motiva a unirse a estas acciones?

Que su labor me parece maravillosa y pura, mi intención es unirme a varias causas como la de Mingas Por El Mar para aportar directamente a que todas estas organizaciones sigan adelante, y algún día empezar yo también la mía. 

– ¿Cuánto tiempo tiene este emprendimiento?

Éste emprendimiento es completamente nuevo, tengo unas tres semanas. Mi terapista me dijo que debía usar mis buenas intenciones y energías para ayudar de alguna manera “masiva, que era lo que yo tanto quería hacer, y unos días después me desperté sabiendo que lo que debía hacer era joyas espirituales, ya que éstas al ser asequibles son mas fáciles de vender y distribuir, por lo tanto tengo más alcance. Apenas lo supe, empecé a moverme buscando materiales, y de ahí todo empezó a surgir y tomar camino, al poco tiempo cuando me di cuenta, ya estaba Claridad establecido.

Ayni 11 x 11: La feria que reunió a los agentes de cambio en Guayaquil

«¿Qué es esto? -Son tapas (y el deseo de hablar más de nuestras acciones con el medio ambiente)». Así la gente se acercó, con sus preguntas, a la Primera Feria Ayni 11 x 11 en Guayaquil. Una exposición de arte reciclado, fotografías, talleres y agentes de cambio que, desde sus propios espacios, han compartido sus acciones para mejorar los vínculos en la comunidad y el medio ambiente.

En el centro de La Bota, en el Malecón del Salado, se extendió sobre el piso un gran tapete de colores. Todo se juntó, tras varias horas y días de trabajo, en el suelo y a la mirada de los visitantes. Los cuadros 11 x 11 con alambres, perforaciones y tapas fueron reciclados por voluntarios, empresas y en recolecciones de Mingas Por El Mar. Y con ello, su ejecución  desde colegios, personas independientes y otras organizaciones se unieron a su proceso.

Su intención es crear consciencia de todo el plástico que se utiliza y cómo se puede crear acciones para su uso y su reducción. Los más atraídos fueron los niños que al instante querían tocar y pisar las tapas alineadas. Y con ellos sus padres, algunas parejas, grupos de amigos y otros que simplemente querían registrar su momento con los colores de esa producción de alfombras con tapas.

La muestra también se acompañó con las fotografías de voluntarios y más personas que se unieron a compartir sus deseos de un mundo mejor. Y rodeado de esa decoración, luces y cordeles con basura recogida en las mingas, se daba el mensaje especialmente dedicado de la feria: *Reduce*.

Ayni 11 x 11 contó con la participación de Fundación COASE, Keiko Conservation Ecuador, Escuela de Reciclaje de Fundación Malecón 2000, Roadtripecuador, Escuela del Océano, Velas Lucena, Guayaquil sweet market, Kahre, Jipijipi Ukuleles, Fundación La Iguana, Héroe593, Atman yoga, Ganesha Yoga, Escuela de Danza En-Avant, Yoga Beats Ecuador, Hula Hula Dance, La Molienda, Pili Colás, Volatil, Mildred Macremed, Embajada de Palestina, OKA, YAKU Club de Buceo, Wild GYE Initiative, Artesandwich, Traders Botánica, COINNOVAR y JCI Urdesa.

Además, la comunidad disfrutó de talleres de reciclaje, yoga, hula hula, flashmob, diálogos con emprendedores y conciertos acústicos. ¿Guayaquil quiere un cambio en su actitud frente al medio ambiente?

Fotos: Héroe593 y Carlos Serrano (@otromonoguayaco)

#Ayni11x11 en Jornada Verde UEES 2017

Todo a nuestro alrededor es plástico y las botellas son uno de esos artículos que más utilizamos. Este miércoles 14 de junio, asistimos a la Jornada Verde 2017, organizado por la Facultad de Artes Liberales y la Escuela de Ciencias Ambientales de la UEES. En esta oportunidad compartimos con estudiantes la experiencia #Ayni11x11, una atención al consumo diario que tenemos de botellas de plástico.

La idea, como el mismo concepto de Ayni, es compartir acciones para que más personas se unan al cuidado de las playas, comenzando con sus propios usos y consumos. El tapete comienza con 11 tapas en cada lado. En total se utilizan 121 tapas para crear un diseño (el que tú quieras). Cada lado hay que dirigir y ajustar con alambre para que puedas dar más forma a tu creación con tapas recicladas.

– Echa un vistazo al siguiente video para hacer TAPETES #AYNI11X11.

Mingas Por El Mar tuvo un espacio para exponer de qué se trata esta educación ambiental y el trabajo de #Ayni11x11 que se materializará el próximo 1 de julio, a partir de las 16:00, en La Bota, Malecón del Salado. Ese día junto a otros voluntarios y organizaciones, se realizará una feria abierta pro reciclaje y reducción de plásticos. También se incluirán más actividades como yoga y la muestra fotográfica de todos aquellos que se quieran unir con su mensaje junto a su tapete: “Quiero vivir en un mundo …”. Si quieres ser parte, sube tu foto con tu mensaje a las redes usando el hashtag #Ayni11x11

¡Comparte y asiste al evento!

Ayangue, paraíso de buceo y tranquilidad

Fotos: Rafaella Menoscal

El sábado pasado estuvimos nuevamente de visita en Ayangue y tuvimos la oportunidad de conversar con miembros activos de la comunidad que tienen restaurantes, puestos de cocteles o que trabajan en la operación de tours de buceo. Esta playa es por lo general muy visitada por buzos  y turistas que buscan relajarse y disfrutar de su conocida gastronomía.

A pesar de que era sábado y es por lo general un día ocupado para los negocios en la playa, pudimos dar una charla sobre la correcta clasificación de desechos y sobre cómo los microplásticos afectan a la vida marina. Durante la limpieza tuvimos la participación de muchos niños y nos ayudaron a separar las tapitas para el proyecto #Ayni11x11.

La comunidad de Ayangue está muy interesada en seguir recibiendo charlas y piden que se donen tachos de basura para aprender a clasificar sus desechos. Esperamos regresar con un plan de trabajo para organizar charlas, organizar donación de tachos e iniciar una campaña de reducción de plásticos de un solo uso en los negocios de la playa.

Ayangue tiene recursos naturales únicos que deben ser protegidos no solo por su comunidad sino también por los turistas y buzos que lo visitan.

Volviendo a nuestras raíces, Ayni11x11

ayna (1)

Los pueblos indígenas alrededor del mundo cuentan con una sabiduría invaluable de la que todos debemos aprender y valorizar. Ellos reconocen esa conexión intrínseca con la naturaleza porque saben que son parte de ella y esto hace que la respeten y la cuiden.

En nuestras civilizaciones modernas nos hemos olvidado de esta conexión y dependencia y es por eso que se nos hace más fácil abusar, destruir y hasta ignorarla. La sociedad actual ha tomado mucho de la naturaleza, sin respetarla ni darle nada a cambio. Es hora de acceder a esta sabiduría milenaria, re-conectarnos con la naturaleza y entender que si la dañamos nos estamos dañando a nosotros mismo y al salvarla nos estamos salvando también.

AYNI es una palabra quechua que significa cooperación y solidaridad reciproca. Más que palabra, es una forma de vida de los pueblos Andinos en particular, que se manifiesta como relaciones sociales basadas en la ayuda mutua y reciprocidad. Con el ayni no se recibe nada sin dar algo a cambio.

Creemos que estamos en tiempos perfectos de Ayni. Es tiempo de unirnos y devolver esa ayuda, ese sustento que la naturaleza nos brinda día a día y que nos permite estar vivos en este planeta. Es hora de devolverle a la tierra todo lo que nos da y es por eso que esta creación de la alfombra más grande es nuestro símbolo de ayni, es nuestra promesa a la tierra de que estamos dispuestos a cambiar.

Ayni busca promover tres cosas en particular: levantar conciencia ambiental motivando a tomar acción, generar espacios de acción comunitaria que lleven la conciencia al trabajo manual ( a volvernos creadores en vez de solo consumidores) y promover la unión entre diferentes grupos de nuestro país  sembrando la idea de que juntos se pueden lograr grandes cosas.

Cuál es nuestro sueño con este proyecto? Promover unión, comunidad y este mensaje de cambio. Que miles de personas en Ecuador, se pongan a recolectar tapitas de plástico y a hacer alfombras. Cuando la alfombra esté terminada, que se tomen una foto con un letrero que diga: Yo quiero vivir en un mundo… y nos envíen la alfombra y la foto con su mensaje.

Con todas estas alfombras construiremos la alfombra más grande de tapitas y la exhibiremos en un evento que se realizará en Julio en un lugar céntrico de la ciudad y el que además será un espacio para promover diferentes organizaciones, fundaciones e iniciativas trabajando en el país por la conservación del medio ambiente y por el beneficio de nuestras comunidades. Sera un día de mucha educación, arte, música, charlas, de compartir, aprender y disfrutar juntos.

Si no estás seguro todavía de cómo participar te invitamos a seguir nuestra cuenta de Instagram y facebook toda esta semana ya que estaremos compartiendo paso a paso como construir las alfombras y como participar.

Sé parte del cambio, únete a esta comunidad, volvamos a nuestras raíces y pongamos en práctica el AYNI.

 

 

Un mensaje abierto al mundo #Ayni11x11

En la mitad del océano Pacífico se cuenta la triste historia de las Islas Marshall. Un archipiélago amenazado por las subidas del nivel del mar con aguas que tienen temperaturas más cálidas y un cementerio nuclear.

Y es que las islas del Pacífico han sido durante mucho tiempo el campo de pruebas de armas nucleares. El zoom se va directo a las Islas Marshall, pues las pruebas nucleares que se realizó en ese espacio, dejaron restos de materiales contaminados, como parte de la estructuras de  misiles y daños en las tierras.

Años atrás, aquellos restos radioactivos eran desechados en barriles, sellados con cemento y hundidos en el mar, pero la presión internacional logró prohibir estas prácticas. Es más se habla de una indemnización de millones de dólares por el uso y contaminación de ese suelo que se independizó en 1990.

¿Es importante lanzar al mundo nuestro pensamiento para hacer presión? Hay cientos de personas que diariamente luchan junto a organizaciones o a su modo, para lanzar al mundo, no un misil, sino un mensaje. Por mi parte, yo quiero vivir en un mundo con océanos limpios, y eso no sólo implica la reducción de todo lo que consumo, sino también en una acción.

Hace algunos días veía una cadena en redes sociales sobre cómo esta generación millennial busca dar clases de conservación ambiental a las viejas generaciones. Aquella nota la señala como una generación que pide cambios, pero que son los que más compran artículos de un solo uso, entre otros ejemplos más. Pero ¿Es necesario buscar quién da la clase a quién si todos queremos que el mundo no explote? Fatalista, sí, pero es un hecho. No se trata de dar mérito a nadie, se trata de un cambio, de una consciencia interior, personal y que asimismo se convierte en un mensaje general de conservación.

Y bajo esa actitud, en el encuentro de #Ayni11x11 que realizará Mingas Por El Mar en Guayaquil, se busca accionar. La idea es reunir todas las tapas que llevas a la basura para que las conviertas en una alfombra y la fotografíes con tu mensaje al mundo. Yo quiero vivir en un mundo con más empatía y en tu caso ¿cuál sería la promesa de tu alfombra?

Lee más:  Ayni

Foto portada: Justin Roy
Fotos galería: @brandsforgood.com_

Jennifer Meranto, Adoptacoastline

En el 2015 tuve la suerte de visitar la isla de Antigua y conocer a Jennifer Meranto, ya que descubrí su página en facebook Adoptacoastlinehttps://www.facebook.com/loveyourcoastlines/ . Decidí contactarla y quedamos en conocernos y tomarnos un café. Fue muy enriquecedor conocerla e intercambiar ideas y fui testigo de su gran trabajo el que hace día a día junto a su perra y compañera Lilly de mantener limpia las playas en Antigua. Hoy queremos compartir un poco de su historia y de sus ideas de cómo llevar una vida en más armonía y respeto con la naturaleza.  (Isabel Romero)

Jennifer Meranto: «Vivo en la isla de Antigua en el Caribe. Antes de eso, vivía en Los Ángeles y trabaje en la industria cinematográfica y de la moda lo que me facilito el viajar a muchos lugares hermosos en el mundo. La primera vez que vine al Caribe en los comienzos de 1990 me pareció como el lugar sobre del que había soñado toda mi vida y me sentí completamente segura de que esa vida isleña era para mí.

En el año 2009, después de vivir casi una década en las islas, decidí comprometerme a ser protectora de estas costas como mi máxima prioridad. Ya había estado realizando arte por más de una década con los objetos que encontraba en las playas. Durante mis extensas búsquedas de materiales, ya había notado un cambio lento en las costas caribeñas; estos lugares que una vez fueron prístinos, en donde solo vivían animales, se encontraban ahora llenos de polución plástica y basura, en su mayoría objetos de un solo uso que los humanos usamos y tiramos.

Estas creencias que nos han sido enseñadas sobre cómo vivir y por que vivir de cierta manera, deben ser analizadas y es necesario crear nuevos caminos. Si nosotros como especie queremos prosperar, la naturaleza también debe hacerlo; ella es nuestro soporte físico y debemos aceptar nuestra deuda hacia ella por darnos nuestras vidas, por el aire que respiramos, el agua que bebemos y por todos sus regalos.

Decidí lanzarme a que mi amor por la naturaleza me guíe y al hacer eso, aprendí como una persona puede crear la diferencia. Vi, de primera mano el impacto que la basura tiene en la vida silvestre. Simplemente no me pude quedar sentada sin ayudar y dejar que otros seres vivientes mueran o que sus hábitats sean arruinados por nosotros los humanos.

Quise representar a los humanos de forma positiva y como persona empática puedo sentir el dolor que hemos causado al planeta; nuestra especie es increíblemente destructiva y se encuentra insatisfecha, como un pequeño niño engreído e infeliz, no nos permitimos ver como nuestros comportamientos le hacen la vida difícil a otros. Si queremos cambiar debemos confrontar nuestros propios errores y quienes hemos causado daño.

Así que me puse a calcular toda la basura que había generado en mi tiempo en Antigua y me puse como misión el invertir mi propio impacto limpiando cada pedazo de costa que he caminado y estos lugares tan prístinos que he llegado a amar como mi familia. Sentí que no iba a lograr ser una voz autentica para ofrecer guía a otros sin hacer esta limpieza personal y deshacerme de mi propio impacto.

En tres cortos años de limpiar las costas he logrado reinvertir casi dos décadas de mi huella de basura. Me impresionó mucho ver que tan efectivas estas acciones directas pueden ser y además fácilmente alcanzables.  Y así fue que decidí continuar e ir más allá para poder borrar toda una vida de basura y comencé el proyecto Adoptacoastline para poder inspirar a otros a hacer lo mismo.

Siete años de cuidado del medio ambiente me han enseñado a vivir con menos y a ser más agradecida. Para mí la naturaleza es mi mentora, la naturaleza es simbiótica, todas sus especies prosperan en unión y cooperación y los beneficios para el alma son tremendos. Toda clase de puertas se abrieron una vez que entendí mi lugar como invitada de este hermoso planeta. Vivo muy simplemente, con casi nada, pero estoy completamente satisfecha y mi vida es muy rica.

Cree el “Vintage Beach Collection” para apoyar y generar fondos para mis esfuerzos por limpiar las playas y con la esperanza de poder expandir mi visión. Las piezas de esta colección han sido creadas dentro de un modelo de no-consumismo. Utilizo solo lo que ya tengo, la mayoría son imágenes de mis archivos fotográficos y materiales que han sido encontrados, reciclados o reutilizados. Este trabajo siempre está cambiando y evolucionando dependiendo de los materiales que tengo a la mano».

Top Tips de Jennifer Meranto

  • Vive en concordancia con lo que tu alma te diga.
  • Deja que tu mente te asista en el camino pero no dejes que se imponga sobre tu verdad.
  • Pasa tiempo en la naturaleza con regularidad.
  • El cambio empieza adentro y donde hay voluntad habrá un camino.
  • Pégale un vistazo honesto a tu propia vida y a lo que consumes y crea formas de consumir menos.
  • Reutiliza, reduce y compra usado, intercambia, regatea.
  • Encuentra a personas que piensen como tú para que te apoyen en tu camino.
  • Crece tu propia comida, planta arboles. No apoyes lo que no creas, especialmente con tu dinero.
  • Re piénsalo todo.